8 de marzo: No a la discriminación de las madres

Desde principios del siglo XX la activista alemana Clara Zetkin y la internacional comunista se apropiaron de las justas reivindicaciones de algunas mujeres sobre derecho a la participación política, la formación profesional y el trabajo, y las emplearon como excusa en su sanguinaria lucha por imponer su tiránico régimen de terror, estableciendo el 8 de marzo como fecha simbólica de recuerdo a las militantes comunistas. Hoy esa fecha se ha convertido en un ariete que la ideología de género emplea contra los pilares básicos de la sociedad, con el apoyo general de partidos políticos e instituciones públicas. Mientras el feminismo ataca a la familia y la vida y la dignidad humanas, se olvida de la verdadera defensa de la mujer y sus derechos.

Alternativa Española debe lamentar que en el ámbito laboral ser mujer sea una condición desfavorable, que empeora radicalmente para aquellas mujeres que quedan embarazadas.

AES debe denunciar la hipocresía de la izquierda y la derecha liberal, quienes multiplican los actos oficiales y las fotos de políticos en actitud reivindicativa a favor de la mujer, y hacen “sentidas” declaraciones a favor de la “igualdad”, mientras que ninguno de ellos, ni sus partidos, ni las instituciones en que gobiernan, llevan a cabo las medidas mínimas imprescindibles para que a la mujer se la considere igual laboralmente si mutilar una parte imprescindible de sí misma como es la maternidad.

Así mismo en este día de la Mujer Trabajadora, AES denuncia el desprecio social que sufren las amas de casa y quiere rendir un sentido homenaje a estas mujeres olvidadas por las administraciones, partidos y asociaciones feministas, cuyo silencioso trabajo como madres y amas de casa es impagable para la sociedad, y digno del mayor de los reconocimientos.

Por último, AES quiere recordar que las mujeres son víctimas de otra tremenda injusticia en la sociedad actual, en relación con el aborto, al que muchas son forzadas para no perder sus empleos, o directamente forzadas por sus parejas o familiares, sin que parezca importarle lo más mínimo a los adalides de la ideología de género esta forma de discriminación sexual, ni las graves consecuencias físicas y psicológicas que acarrean a la mujer.

8 de marzo de 2012

Anuncios

AES denuncia la discriminación laboral a las madres, la injusticia del aborto y el olvido de la amas de casa en el día de la mujer trabajadora

Los orígenes de la fiesta del 8 de marzo como día internacional de la mujer trabajadora se remontan a una primera celebración reivindicativa del 19 de marzo de 1911 en varios países europeos en que las mujeres reivindicaban con justicia el derecho a voto, derecho a la ocupación de cargos públicos, derecho a la formación profesional, derecho al trabajo y a la no discriminación por el mero hecho de ser mujer. Más tarde dichas reivindicaciones fueron manipuladas por la comunista alemana Clara Zetkin, quién estableció la fecha del 8 de marzo para que la internacional comunista incorporase al calendario de reivindicacines revolucionarias.
Hoy felizmente la mayor parte de esas reivindicaciones han sido socialmente aceptadas de modo universal, si bien, no precisamente gracias a la tiranía comunista que pretendió ser su abanderada. Sin embargo la última reivindicación de la mujer, desde hace más de un siglo sigue sin lograrse.
Desde Alternativa Española somos conscientes de que el hecho de ser mujer es una circunstancia desfavorable desde el punto de vida laboral, y más concretamente el hecho de quedar embarazada.
AES quiere denunciar en este día en que la hipocresía de la izquierda y la derecha liberal se llenan la boca con la palabra “igualdad”, y se multiplican los actos oficiales y las fotos de políticos en actitud reivindicativa a favor de la mujer, que ninguno de ellos, ni sus partidos, ni las instituciones en que gobiernan, llevan a cabo las medidas mínimas imprescindibles para que a la mujer se la considere igual laboralmente si mutilar una parte imprerscindible de sí misma como es la circunstancia de poder ser madre.
Así mismo AES quiere recordar que las mujeres son víctimas de otra tremenda injusticia en la sociedad actual, en relación con el aborto, al que muchas son forzadas para no perder sus empleos, o directamente forzadas por sus parejas o familiares, sin que parezca importarle lo más mínimo a los adalides de la ideología de género esta forma de discriminación sexual, ni las graves consecuencias físicas y psicológicas que acarrean a la mujer.
Por último, en este día de la Mujer Trabajadora, AES quiere rendir un sentido homenaje a todas las mujeres olvidadas por las administraciones, partidos y asociaciones feministas, cuyo silencioso trabajo como madres y amas de casa es impagable para la sociedad, y digno del mayor de los reconocimientos.
Madrid, 8 de Marzo de 2011

La Cataluña de CyU comienza a dispensar la píldora abortiva en los ambulatorios con el rechazo masivo de las mujeres y hasta de los abortistas.

(Manifiesto por la Vida)Cataluña aplica desde el año 2001 un protocolo sobre la píldora abortiva, que hasta ahora han utilizado negocios de abortos privados y hospitales públicos y que este mes han empezado a dispensar ambulatorios de la comunidad por primera vez en España antes de las siete semanas de gestación.
El protocolo, fue acordado con las clínicas y ginecólogos catalanes tras la aprobación de la píldora RU-486 por parte de las cortes españolas en el año 2000, durante el gobierno de José María Aznar.
Titulado ‘Aborto farmacológico con RU-486 (Mifepristona) en el primer trimestre del embarazo’, el texto advierte de que la dispensación debe hacerse por un médico o una enfermera autorizada por éste, tras la firma de un consentimiento informado por parte de la paciente, la comprobación del embarazo de máximo 49 días mediante una ecografía vaginal y una analítica de sangre que incluya pruebas de coagulación.
A pesar de la iniciativa promuerte del gobierno catalán, un 90 por ciento de las mujeres rechazan la píldora abortiva antes de las siete semanas cuando se les ofrecen todas las vías posibles a seguir ante un embarazo no deseado, según revela un estudio iniciado en noviembre por el abortista, condenado por negligencia en un aborto, Santiago Barambio en su clínica Tutor Médica de Barcelona
En declaraciones a Europa Press, el también presidente de la asoción de negociantes del aborto (ACAI) ha remarcado que sólo escogen la citada opción un 10 por ciento de las mujeres, debido a la “incertidumbre e impredecibilidad” del proceso de expulsión del embrión que se puede producir dos y hasta cuatro días después.
Entre la semana siete y la ocho –el plazo máximo autorizado en Catalunya– se decantan por matar a sus hijos en gestación un 6,6 por ciento de las mujeres, siendo la gran mayoría las que optan por hacerlo mediante aspiración con sedación.
Desde el 1 de febrero, la píldora abortiva –la RU-486, hasta ahora sólo autorizada en hospitales– se ha empezado a administrar, en fase piloto, en seis centros de atención primaria (CAP) y de salud reproductiva y sexual, convirtiéndose Cataluña en la primera comunidad española que dispensa el aborto farmacológico en ambulatorios.
Tras el anuncio, Barambio, que puede ver amenazado si negocio si las mujeres acuden a matar a sus hijos mediante aborto químico a la seguridad social, decidió iniciar un estudio de consumo de la píldora, rebajando su precio a la mitad de lo que cuesta matar a un hijo mediante un aborto quirúrgico –oscila entre los 400 euros– y “por debajo de la competencia para ver si ello constituía un incentivo”, en palabras del despiadado personaje que pretende incetivasr a las madres abaratando el coste por destruír a sus hijos.
“Ni así”, ha sentenciado Barambio, para quien este fármaco provoca en un 40 por ciento de las ocasiones “efectos indeseados” como fiebre, tiritonas, náuseas, vómitos y diarrea.
En todos los casos, ha reseñado, también provoca “dolores tipo parto –provocados por las contracciones que pueden durar horas– y un sangrado superior al de una menstruación”, por lo que es insuficiente el uso de una compresa, y en un 1% de los casos existe el riesgo de que el exceso de hemorragia haga indispensable una transfusión.
En el 70 por ciento de los casos, el dolor es “significativo o muy significativo”, según refieren las mujeres sometidas al tratamiento en la citada clínica.
Lo más difícil de asumir para la mujer es la incertidumbre que provoca el no saber en qué momento se producirá el proceso de expulsión que, según el ginecólogo, podría llegar en casos excepcionales a los 20 días.
En cualquier caso, esta incertidumbre provoca “disfunciones sociales y de tipo laboral” porque la mujer no puede acudir a su puesto de trabajo de forma normal, puesto que no sabe en qué momento puede iniciar el proceso, para el que necesita ausentarse de cualquier cargo o actividad.
La metalidad promuerte de Barambio ve, a demás, un problema añadido en que, especialmente en mujeres jóvenes, que viven con sus progenitores y que quieren ocultar a toda costa esta decisión a sus familiares, sienten que este método genera una “falta de confidencialidad”.

El arzobispo de Tarragona defiende desobedecer las leyes del aborto y la eutanasia

El arzobispo de Tarragona, Jaime Pujol, defiende desobedecer las leyes de las autoridades civiles cuando éstas entran en contradicción con las exigencias de orden moral y, especialmente, cuando están relacionadas con el aborto y la eutanasia.
En la hoja dominical, denominada ‘A los cuatro vientos’, Pujol recuerda la frase recogida en los Hechos de los Apóstoles de la Biblia ‘Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres’, y recalca la especial “gravedad” cuando se trata de leyes “contra la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural”.
En el escrito titulado ‘Religión y sociedad civil’, que se repartirá entre los feligreses el domingo 19 de septiembre, desgrana el Compendio del Catecismo de la Iglesia católica relacionado con el cuarto mandamiento y las obligaciones que surgen entre padres e hijos, así como entre personas y autoridades civiles.
El arzobispo metropolitano habla sobre los deberes de los ministros y trabajadores de la Administración pública al servicio de los ciudadanos, así como los de los ciudadanos respecto a las autoridades.
En esta línea, defiende la colaboración leal de los ciudadanos para un buen funcionamiento de la vida pública y social. “Ello comporta el amor y el servicio de la patria, el derecho y el deber de voto, el pago de impuestos, la defensa del país y el derecho a una crítica constructiva”, indica.

AES contra la promoción pública del aborto.

Alternativa Española denuncia la promoción del aborto que hace el Ayuntamiento de Tarragona.
Mañana miércoles tendrá lugar en Tarragona, organizada por las concejalías de educación y de igualdad del Ayuntamiento de Tarragona, una conferencia proabortista a cargo de la Asociación de Planificación Familiar de Cataluña y Baleares. Esta asociación es una de las entidades fundadoras de la Federación de Planificación Familiar Estatal, y que participa en la siniestra Asociación Internacional de Planificación Familiar (IPPF por sus siglas en inglés), que es la mayor multinacional dedicada al negocio del aborto en el mundo.
Alternativa Española denuncia que desde instituciones públicas se promocione una práctica tan injusta, dañina e inmoral como es el aborto.
AES recuerda que según los datos del registro de interrupción del embarazo, en 2008 (los más actuales de que se dispone) 1.954 abortos se cometieron en Tarragona.
AES reclama así mismo al alcade socialista José Félix Ballesteros que en lugar de promocionar el aborto, apoye desde el ayuntamiento a las mujeres gestantes en dificultades para que no recurran a esta práctiva inhumana y cruel.
Tarragona 11 de mayo de 2010

¿Lo siguiente el infanticidio?

28-D. AES por la Vida en Tarragona

AES se manifestará por toda España ante las Clínicas Abortistas para pedir el fin del “infanticidio” y la derogación de toda la legislación abortista.

El 28 de Diciembre, fecha en la que los cristianos recordamos el sacrificio de los Santos Inocentes, y que en muchos puntos del mundo se iguala al Día de los No Nacidos, AES volverá a concentrarse, a las doce del mediodía, por toda España ante las clínicas abortistas.

Con estas concentraciones AES quiere denunciar el “infanticidio” que es el aborto y el negocio que se esconde tras el mismo. AES también reclamará a las autoridades sanitarias de las diversas Comunidades Autónomas que se ponga punto y final a los conciertos económicos con las clínicas abortistas y exigirá la derogación de toda la legislación abortista.

AES quiere, con estas concentraciones, dejar constancia de que no existe un aborto bueno, el que defiende el Partido Popular, y un aborto malo, el que propone el PSOE. La Vida es un valor absoluto y su defensa implica que no se puede admitir ningún tipo de excepción -los supuestos- para acabar con ella.

AES se concentrará en TARRAGONA ante el Centro médico Eira, C/Frederic Mompou 5, Tarragona.

Además, Alternativa Española ha convocado una concentración en la Puerta del Sol en Madrid, a las siete y media de la tarde, para pedir la derogación de la legislación abortista en España.