La libertad ha dejado de existir en Cataluña


Bajo la lluvía cientos de catalanes respondieron a la llamada de Alternativa Española en la Plaza de España de Barcelona. Junto a AES también estuvo España y Libertad. Decenas de banderas españolas y alguna catalana dieron colorido a la mañana gris de las consultas secesionistas.

Rafael López Diéguez explicó que estaban alli “para dejar constancia de que en Cataluña aún quedan un puñado de catalanes orgullosos de ser españoles que quieren levantar en alto estos colores, el rojo y el amarillo, que representan, se distribuyan como se distribuyan, la esencia común de la nación española; un puñado de españoles que sin medios, sin publicidad, sin apoyo oficial, en la calle, en esta simbólica Plaza de España de Barcelona han venido, mientras otros rechazan el nombre de la Patria, han venido a gritar: Sí a España, Sí a España, Sí a España.

Hoy se realizan -prosiguió- en numerosos puntos de Cataluña unas ilegítimas e ilegales consultas que tienen como objetivo hacernos creer que existe una voluntad popular mayoritaria, incontenible, que quiere justificar con falsos votos la secesión de estas tierras de España, de la patria común de todos los españoles. Consultas que unos y otros, gobierno y oposición en Cataluña, han alimentado, tolerado, apoyado e incluso financiado sin que se haya alzado una voz que llamara, de verdad, a los catalanes a la rebelión ciudadana, a la rebelión española para poner en su sitio, de una vez por todas, a esa minoría totalitaria, socialista y separatista, que está llevando a la ruina, que está conduciendo al caos a Cataluña y cuyo único objetivo no es el bien común de quienes viven en Cataluña sino su propósito manifiesto de destruir España aunque con ello destruyan también a esa Cataluña que dicen amar.

Quienes tratan inútilmente de justificar o comprender, para así tolerarlas y apoyarlas, estas mal llamada consultas populares, insisto ilegales e ilegítimas, se refugian en la defensa de la libertad. ¡Libertad! Bonita palabra, bonita mentira cuando la libertad ha dejado de existir, para cientos de miles de españoles, en Cataluña. Son cientos de miles los españoles que aquí, en silencio, sufren en acoso separatista. Son cientos de miles los españoles que aquí son víctimas del régimen totalitario socialista y nacionalista que padecen. Son esos españoles a los que se priva del derecho a que sus hijos sean educados en la lengua común de todos los españoles. Son esos españoles a los que se obliga a cumplir con las normas totalitarias que implementan la inmersión lingüística. Son esos españoles que ya no pueden exhibir la bandera de España en un campo de fútbol. Son esos españoles que viven aquí en un auténtico exilio interior. Son esos españoles que cuando quieren manifestarse públicamente sufren el acoso de esos radicales que sistemáticamente envían y utilizan los separatistas como instrumento de represión. Los mismos que hoy conseguirán, con el miedo y el amedrentamiento, físico o psicológico, que en esas urnas aparezcan miles de votos a favor de separar estas tierras de España”.

Rafael López Diéguez dejó claro que no importaba cuántos fueran porque lo fundamental era el gesto de rebeldía de un puñado de españoles. Denunció las connivencias políticas y mediáticas con las consultas. Especialmente ese “mirar para otro lado” porque los grandes partidos necesitan a los nacionalistas para sentarse en el sillón de la Moncloa.

“Yo quiero denunciar esta mañana, aquí en esta Plaza de España de Barcelona, la colaboración que están prestando al separatismo todos aquellos que adoptan una posición de palmadita en la espalda a los separatistas; todos aquellos que no son capaces de ser intransigentes ante sujetos como Puigcercos o Carod Rovira; todos aquellos que sólo suspiran por pactar para sentarse en el sillón de la Moncloa, aun cuando sea entregando retazos de España, con sujetos como Artur Mas; todos aquellos que están convirtiendo en vedette política, en la cara de diseño del separatismo, frente a la tosquedad charnega de Carod, al señor Laporta. Todos ellos son culpables. Y culpables son esos medios que dan páginas y páginas a quienes buscan desintegrar España y no son capaces de dar unas líneas a quienes tienen el valor de venir aquí, por encima de tendencias políticas, a decir Sí a España.

Hace unos meses, cuando se celebró la ilegal e ilegítima consulta de Arenys de Munt, denunciamos la gravedad de la situación que se había creado mientras que tanto el señor Rodríguez Zapatero como el señor Mariano Rajoy se limitaban a restar importancia al asunto. En realidad ni uno ni otro, ni el PP ni el PSOE, han hecho nada por poner un punto y final a ello. Hace unos meses nosotros denunciamos que esta consulta no era una anécdota, una excursión separatistas del fin de semana como algunos han querido hacernos ver, obedecía, en realidad, a una hoja de ruta separatista realizada por los llamados nacionalistas radicales pero en connivencia con el separatismo burgués, ricachón y conservador de CIU y con el socialismo catalán del señor Montilla. Una hoja de ruta que tiene dos objetivos: el primero, dar apariencia de reivindicación popular masiva a la secesión próxima de Cataluña; el segundo, presionar para que ese arma de destrucción de la integridad, la solidaridad y la cohesión de España, que es el Nuevo Estatuto de Cataluña salga virginal y bendecido del Tribunal Constitucional”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: